La tuberculosis mata a 4 mil 500 personas al día

Laura Poy Solano


La tuberculosis es la enfermedad infecciosa más letal del mundo. Se estima que cada día mueren casi 4 mil 500 personas a causa de este padecimiento, mientras otras 30 mil contraen este mal que es prevenible y curable.

En el contexto del Día Mundial de la Tuberculosis, que se conmemora el 24 de marzo, las organizaciones Mundial de la Salud (OMS) y Panamericana de la Salud (OPS) exhortaron a las naciones del mundo a fortalecer los esfuerzos para erradicar este padecimiento, que tan sólo en América Latina y el Caribe generó 12 mil 458 muertes en 2016.

De acuerdo con cifras de los principales indicadores de tuberculosis para las Américas, elaborado por la OMS/OPS, en 2017 se detectaron 11 mil casos, de los cuales 90 por ciento se reportaron en 10 naciones latinoamericanas, pero Perú y Brasil concentran 52 por ciento de los casos detectados.

Los organismos multinacionales advierten que las familias de los pacientes también se ven afectados, pues la atención de la enfermedad puede generar gastos catastróficospara su economía.

Los problemas de acceso a recursos suficientes para combatir la epidemia mundial de tuberculosis también afecta las acciones para su investigación, pues se requieren, afirma la OMS, de al menos 2 mil millones de dólares para continuar con el estudio de esta enfermedad, y otros 10 mil 400 millones de dólares para implementar los programas de prevención y atención de pacientes.

La OPS recordó que la tuberculosis es una enfermedad infecciosa que suele afectar los pulmones y es causada por una bacteria (Mycobacterium tuberculosis). Se transmite de una persona a otra a través de gotículas generadas en el aparato respiratorio de pacientes con enfermedad pulmonar activa.

Agrega que la infección suele ser asintomática en personas sanas, dado que su sistema inmunitario actúa formando una barrera alrededor de la bacteria. Los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa son tos, a veces con esputo que puede ser sanguinolento, dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna.

Fuente: La Jornada MX

Seguir