Guía actualizada de la OMS para el tratamiento de la tuberculosis multirresistente (TB-MDR)

Fecha 12 septiembre, 2018

Los últimos datos de vigilancia de la resistencia a los fármacos estiman que, en el mundo, el 4,1% de los casos de tuberculosis (TB) nuevos y el 19% de los tratados previamente son resistente a la rifampicina o son multirresistentes (TB-MDR/RR).

En 2016, se estimó que, en todo el mundo, surgieron 600 000 casos nuevos de TB-MDR/RR, causando 2400 00 muertes. La mayoría de los casos y muertes ocurrieron en Asia. Alrededor del 6,2% de los casos de TB-MDR son además resistentes a fármacos adicionales, es decir tuberculosis extensamente resistente (TB-XDR)

Recientemente, al menos 36 países en África y Asia han introducido para TB-MDR regímenes más cortos, que han alcanzado tasas de éxito del tratamiento comparables a la TB sensible a los medicamentos en condiciones de investigación operativa.

En junio de 2017, se sabía que 89 países habían importado o comenzado a usar bedaquilina, y 55 países habían usado delamanida. Estos dos nuevos medicamentos fueron aprobados condicionalmente por las autoridades reguladoras más estrictas para el tratamiento de la TB-MDR en los últimos años.

Ahora, La OMS ha anunciado, en agosto de 2018, cambios en las guías del tratamiento de la MDR-TB.

Basándose en los nuevos datos disponibles, y con la participación de un gran número de interesados, la OMS ha avanzado revisando rápidamente las pruebas y comunicando los cambios clave necesarios para mejorar las posibilidades de supervivencia de los enfermos con MDR-TB en todo el mundo.

El momento político ahora necesita acelerarse urgentemente si se quiere contener la crisis global de TB-MDR. Para preparar a los países para implementar los cambios, la OMS ha publicado una comunicación rápida para explicar la nueva clasificación de prioridad de los medicamentos disponibles para la TB-MDR.

La comunicación rápida de la OMS tiene como objetivo principal alentar y preparar a los países para implementar las próximas nuevas directrices de políticas consolidadas, actualizadas y más detalladas sobre el tratamiento de la MDR-TB. El panorama de tratamiento para los enfermos con tuberculosis multirresistente (MDR-TB) se transformará radicalmente para mejor. La OMS también está estableciendo un grupo de trabajo de múltiples partes interesadas para coordinar el apoyo a los programas nacionales de lucha contra la tuberculosis en su rápida transición a los cambios clave previstos.

Se espera una mejora importante en los resultados del tratamiento y la calidad de vida de los enfermos con tuberculosis resistente a múltiples fármacos, tras los cambios clave anunciados.

El primer cambio importante es una nueva clasificación de prioridad de los medicamentos disponibles para el tratamiento de la MDR-TB, basada en un cuidadoso equilibrio entre los beneficios esperados y los daños. Las opciones preferidas para el tratamiento ahora incluyen un régimen todo oral. El éxito del tratamiento para la MDR-TB es actualmente bajo en muchos países. Esto podría incrementarse mejorando el acceso a los medicamentos mejor clasificados para todos los enfermos con MDR-TB.

Los regímenes más largos de MDR-TB se dividen en tres grupos:. Los medicamentos del grupo A levofloxacino/moxifloxacino, bedaquilina y linezolid, se priorizan; los medicamentos en el Grupo B incluyen clofazimina y cicloserina/terizidona; finalmente, cuando no se pueden usar agentes del Grupo A y Grupo B, también se pueden incluir, para completar el régimen, medicamentos del Grupo C, que incluyen etambutol, delamanida, pirazinamida, imipenem-cilastatina, meropenem, amikacina (estreptomicina), etionamida/protionamida y PAS( ácido p-aminosalicílico)

La OMS ya no recomienda más la kanamicina y la capreomicina porque, cuando se usan en regímenes más prolongados de MDR TB-, tienen un mayor riesgo de fracaso terapéutico y recaída.

La OMS prioriza en las nuevas pautas los medicamentos orales, como la bedaquilina, y minimizan los inyectables, que pueden causar dolor y angustia a los enfermos y eventos adversos graves que llevan a la interrupción del tratamiento, dijo la OMS.

La OMS también ha basado las clasificaciones en los resultados de las pruebas de sensibilidad a los medicamentos (DST), la confiabilidad de los métodos DST existentes, grado de resistencia a los medicamentos en la población, los antecedentes de uso previo de medicamentos, la tolerabilidad de los medicamentos y las posibles interacciones medicamentosas.

La OMS ha comunicado que más adelante, durante este año, se darán a conocer las pautas consolidadas, actualizadas y más detalladas de la política de tratamiento contra la TB-MDR. El próximo 26 de septiembre de 2018, los líderes mundiales se reunirán en Nueva York para la primera reunión de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la tuberculosis.

WHO. Rapid communication: Key changes to treatment of multidrug- and rifampicin-resistant tuberculosis (MDR/RR-TB). WHO reference number: WHO/CDS/TB/2018.18

Fuente: microbiologiaysalud

Seguir
error