Brote de tuberculosis “fuera de control” – México

Experto denuncia que casos aumentaron 140% en últimos 12 meses


(ANSA) – CIUDAD DE MEXICO, 5 DIC – El brote de tuberculosis, una enfermedad prácticamente erradicada hasta hace poco, se encuentra “fuera de control” en México, al aumentar 140% la cifra de casos en los últimos 12 meses.

Los enfermos de tuberculosis pulmonar pasaron de 15.970 en 2018 a 40.244 enfermos en la actualidad, reveló Mario Luis Fuentes, profesor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Los pacientes se multiplican sobre todo en zonas con altos niveles de marginación y pobreza, según Fuentes, que publicó el reporte “Alerta: la tuberculosis está fuera de control”.

Basándose en el más reciente reporte del Boletín Epidemiológico del ministerio de Salud, consideró que el gobierno federal debe poner en marca “de manera urgente los protocolos de información” para enfrentar este flagelo.

Además, está obligado a “atender, enfrentar y detener la expansión de esa enfermedad”, que se mantenía bajo control desde hace dos décadas, y sigue causando muertes, pese a ser prevenible y curable, señaló.

“Este incremento está realmente fuera de toda expectativa y pone en alerta a los investigadores y a la universidad, porque es una enfermedad de la pobreza. Atrás, hay hacinamiento desnutrición, hay una vida de marginación”, dijo Fuentes, ex director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Fuentes consideró que la cifra de tuberculosos “no se había visto por lo menos en dos décadas”, y reveló que los estados con mayor contagio son precisamente los ubicados en la empobrecida franja sur-sureste del país como Guerrero (5.172 casos), Hidalgo (4.317), y Veracruz (3.885) y Estado de México (2.514).

La enfermedad altamente contagiosa es causada por una bacteria que se transmite de persona a persona cuando ésta estornuda, escupe o tose.

El mal se propaga vertiginosamente por el aire y las gotas de saliva, en sitios con gran hacinamiento como los medio de transporte urbano, los restaurantes y los espacios para conciertos masivos.
El exfuncionario señaló que, según las estadísticas, hubo “una ruptura de la tendencia positiva” que se había venido observando en los años recientes “y hoy está rota”.

Las hipótesis sobre las causas van desde los desplazamientos obligados, el debilitamiento de las estrategias de prevención o la reorganización de la estructura sanitaria.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la bacteria de tuberculosis se ha vuelto resistente a los medicamentos más efectivos y en algunas zonas del mundo 4 de cada 10 personas ya no puede ser tratadas con los antibióticos comunes.

Se trata de una afección que provoca cerca de 2 millones de muertes al año, debido en parte a una nueva variante llamada “tuberculosis multirresistente a los medicamentos (MDR).

De acuerdo con la OMS, los países más afectados con la MDR son China e India, donde se calcula que ocurre el 50% de los casos de la enfermedad.

Aunque en América el problema de la MDR es menos grave que en otras regiones, 20 de los 35 países del continente han reportado casos.

En buena medida se atribuye la rápida expansión de la enfermedad a la negativa de algunas comunidades religiosas, como ciertos grupos de judíos ortodoxos de Nueva York, para vacunarse alegando que la vacuna contiene ADN de cerdos. Fuentes considera que la estructura sanitaria mexicana es una de las más profesionales de la administración pública de México, con personal bien capacitado, formado, sobre todo en la parte epidemiológica. Peses a ello, considera “inconcebible” que en 2018 hayan fallecido más de 2.200 personas en el país por tuberculosis, y que la tendencia, por las estadísticas, se incremente de manera exponencial.

Las autoridades sanitarias deben “explicar si disponen de los suficientes recursos para hacer frente ya que de no atenderse podría también derivar en casos de fármaco-resistencia”.

Aunque no se trata todavía de una emergencia epidemiológica, Fuentes estimó que el sistema de salud debe adoptar las medidas adecuadas para “atender, enfrentar y detener la expansión” de la enfermedad. (ANSA).

Fuente:http://www.ansalatina.com

Seguir
error